Garantizar el servicio de energía eléctrica a la población, que ya alcanza al 99% de los mexicanos. Al ser responsable de la Red de ​Transmisión y las Redes Generales de Distribución protege la seguridad y la soberanía de la Nación.​